Las radiografías dentales



Las radiografías dentales son una parte muy importante del tratamiento dental porque pueden detectar daño en los dientes y las encías que no son visibles durante una revisión odontológica de rutina.

Las radiografías pueden mostrar la condición de los dientes, las raíces, el posicionamiento de la mandíbula y la composición general de los huesos de su cara.

Pueden ayudar al dentista a determinar la presencia o el grado de enfermedad de las encías, caries, abscesos y de bultos, como quistes y tumores. Las radiografías también pueden mostrar la ubicación exacta de dientes traumatizados y de los dientes que aún no se han desarrollado completamente.

Cuándo

El momento y la cantidad de radiografías son personalizados para que se adapten a las necesidades particulares de cada paciente. Si se trata de un paciente nuevo, el dentista tomará radiografías para evaluar su salud bucal y hará un seguimiento en posteriores visitas, para asegurarse de que los dientes y encías permanezcan saludables.

Tipos de radiografías

Los diferentes tipos de radiografías le proporcionan al dentista información general de las diferentes partes de la boca.

El tipo más común de radiografías que hacen los dentistas se conocen como 'radiografía de aleta de mordida' o Bite Wing. El dentista le pedirá al paciente que sostenga o muerda un trozo de plástico con radiografía en el centro. Las radiografías de mordida determinan la presencia de caries entre los dientes.

La 'radiografía periapical' le da al dentista la imagen del diente completo, incluyendo las raíces. Con las radiografías periapicales, el dentistas evalúa la estructura de un diente en particular y el nivel del hueso y también detecta quistes y abscesos.

La 'ortopantomografía' o 'radiografía panorámica' le permite al dentista ver la boca completa, incluyendo los dientes superiores e inferiores y las partes de su mandíbula, en una sola imagen. Esto le proporciona una imagen clara de cualquier problema que puede ser más difícil de ver de cerca. Puede ayudar a predecir el desarrollo de los dientes de los niños y puede mostrar complicaciones con las muelas de juicio de un adolescente antes de que erupcionen.

Una 'teleradiografía de cráneo' es una radiografía de la cara del paciente, realizada a mayor distancia de lo habitual. El paciente se coloca a dos metros de la placa para evitar que la imagen se vea distorsionada por las estructuras óseas del cráneo. Así se obtienen imágenes muy nítidas de los huesos de la cara y los dientes del paciente.

Estas radiografías son una parte fundamental en los estudios de ortodoncia, ya que permiten medir los ángulos y proporciones de los huesos de la cara del paciente y conocer la relación entre sus estructuras faciales.

El TAC (tomografía axial computerizada) constituye en la actualidad la tecnología para el diagnóstico por imagen más avanzada.

El TAC permite tener una representación visual en tres dimensiones de las estructuras dentales muy precisa. Este tipo de radigrafía permite ver la cantidad y la calidad del hueso y determinar lo que requiere cada tratamiento.

Permite visualizar desde diferentes ángulos cualquier estructura dental como las fosas nasales, senos, nervio dentario, densidades y formas óseas, piezas dentales, entre otras, con diferentes niveles de amplificación o de detalle de la zona a analizar, pudiendo ver malposiciones o malformaciones dentales con un nivel de detalle imposible con una radiografía panorámica tradicional.

El TAC es una herramienta imprescindible y vital para un correcto diagnóstico y necesaria para algunos tratamientos como son cirugías, implantes, reendodoncias y ortodoncias invisibles.

Embarazo

Si surge un problema dental, es posible que el dentista le tome una radiografía que pueden mostrar problemas como caries, señales de placa debajo de las encías o pérdida del hueso en la boca. Las radiografías dentales usan una cantidad muy pequeña de radiación. Asegúrese de que su profesional la proteja con un delantal y protector de cuello de plomo. Eso ayuda a mantener su cuerpo y su bebé seguros.

Generalmente, las radiografías, los anestésicos, las medicaciones para el dolor y los antibióticos no se prescriben durante el primer trimestre, a menos que sea absolutamente necesario.

Exposición a la radiación

El dentista ha sido capacitado para indicar radiografías cuando sean apropiadas y para adaptar su frecuencia a sus necesidades individuales. Mediante el uso de tecnología moderna y manteniéndose al tanto de los recientes avances, el dentista sabe qué técnicas, procedimientos y radiografías pueden minimizar la exposición a la radiación.


Print   Email